Saludo a los Odontólogos de América Latina – 3 de octubre del 2017

Estimados odontólogos y odontólogas en Ecuador y América Latina:

Hoy nuevamente celebramos un nuevo 3 de octubre, institucionalizado como día del Odontólogo Latinoamericano en honor a la fundación de la Federación Odontológica Latinoamericana FOLA. Como es sabido, es una fecha fundamental para recordar nuestra identidad y sobre todo el momento de nuestro nacimiento como organización que agrupa a los 21 países de esta parte del mundo hispanohablante, rebelde e independiente.

Aunque aquellos tiempos hoy nos parezcan increíblemente lejanos, creo que es importante advertir algunos puntos relevantes de contacto entre aquella época y nuestras presentes circunstancias.

La declaración de la creación de la FOLA, además de ser de unidad fue una viva manifestación de integración a las subregiones y de los países latinoamericanos entre sí y con el mundo. Fue una clara voluntad de integración con los hermanos pueblos de la América mestiza que en ese entonces vivía momentos de avance y desarrollo marcados por el ímpetu progresista y el miedo de los vientos de guerra en Europa. La historia posterior no hizo posible una organización fuerte, más bien, sucedieron acontecimientos que casi la llevaron a desparecer de no mediar actos de gremialistas valientes que mantuvieron encargado el destino de FOLA, a manera de triunvirato con directivas temporales lo que determinó una subdivisión innecesaria para el resto de las regiones de América. Sin embargo siguió y creció, nadie pudo detenerla ejemplarizados por sus líderes. De la Federación Odontológica Latinoamericana, FOLA surgieron otras organizaciones regionales como FOCAP (Federación Odontológica del Caribe), OROC-PLATA (Organización que agrupa a los países del Atlántico), OFEDO -DUAL (Agrupa a las Escuelas de Enseñanzas de Odontología), la CONFEDERACION ODONTOLOGICA CORA-ANDINA (Confederación del área Pacifico).

Los tiempos actuales los vivimos ante una creciente preocupación entre los pueblos latinoamericanos, con sus anhelos de recuperar nuestros vínculos en un proceso de integración que se está acelerando más y más. La comunicación, la tecnología cibernética, la bioseguridad, la biotecnología de punta, etc., son los retos en los que se encarrila el accionar de FOLA. Como hace 100 años adopta y toma el reto de avanzar, pareciera que a ritmo senil, pues no … retomamos con fe y proyección futura alimentada con mentalidad y decisiones renovadas y democráticamente respetuosas de la voluntad de sus miembros con respeto profundo a sus etnias, a su raza, costumbres, a su idiosincrasia y sobre todo una FOLA incluyente con amplia aceptación al género participativo compartiendo la pluriculturalidad y espacios de poder.

Que buena noticia saber que FOLA ha permanecido en tiempo y espacio latente entre nosotros, que la sabemos más fuerte y decidida al avance vertiginoso acorde a los requerimientos de la sociedad y a la exigencia de los profesionales latinoamericanos que requieren mayor atención y decisión en las políticas de salud oral, respecto a su ejercicio profesional, garantías de los estados para su defensa y libre economía que le permitan un verdadero desarrollo tecnológico y científico dentro del marco humanista que le caracteriza.

Pero ello no es solo trabajo de dirigentes convertirse en verdaderos diplomáticos, o líderes en exclusiva; les corresponde una activa participación a las y los odontólogos como ciudadanos el trabajar en conjunción de ideas e ideales para ir encontrando los mejores caminos de esta anhelada integración a efectos de poder en un futuro próximo convivir en una América Latina unida e integrada.

Nuestro objetivo de unidad es ya una realidad, ha nacido FOLA, la hemos sostenido y ya es parte del ser de cada país con sentimiento latino de cada unos de nuestros países. La fase que se abre hoy hacia el nuevo centenario es la de trabajar para su fortalecimiento y progreso. Estamos desarrollando activamente un conjunto creciente de iniciativas, pero entendemos que será de vital importancia la unidad, compartir, evaluar lo actuado y redefinir los rumbos del futuro.

Seguramente en el día de hoy muchos aprovecharán para realizar un encuentro de camaradería y amistad, merecido momento para festejar y alabar la profesión con orgullo y entusiasmo, alabando lo nuestro y disfrutando esta posibilidad de estar juntos compartiendo aunque muchos desde fuera, desde la distancia, con una historia común y pensando en la construcción de un futuro lleno de esperanza.

Viva nuestra FOLA…que viva la Patria Grande …¡¡¡

Dr. Gorki Espinoza Ruiz.
PRESIDENTE DE FOLA

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *